Madagascar, la isla roja

Madagascar, la isla roja, un país que navega entre lo africano, lo asiático, lo árabe y lo polinesio. La cuarta isla más grande del mundo que se separó de África hace millones de años para convertirse en todo un paraíso de lo endémico.

Un país de sonrisas tímidas y amables, un país con joyas únicas tanto en fauna y flora que corren un gran peligro de extinción a causa de una devoradora deforestación. Un país que necesita del ecoturismo y de viajeros concienciados de la importancia de la preservación de sus ecosistemas.

Madagascar, un país de tribus que conviven con sus antiguas tradiciones y constumbres, de cebúes, de lémures, de cocodrilos, de trenes coloniales. Un país que por desgracia sufre el yugo de la pobreza que roza niveles altísimos de desnutrición entre los más pequeños.

Madagascar, un país el cuál no podríamos pasar por alto y al que viajamos por libre trazando una ruta en el transporte público malgache por excelencia, el taxi-brousse. y país donde conocimos uno de los proyectos que más nos ha marcado.

Sí! Madagascar se puede hacer por libre y aquí abajo te lo contamos todo!

Madagascar: Guía para viajar al país

Nuestra ruta por Madagascar

Yamuna ONGD

A %d blogueros les gusta esto: